Tarta Luigi's Mansion

jueves, octubre 24, 2013
 
Esta fue la tarta de cumpleaños de mi Kike para celebrar su séptimo cumpleaños, el año pasado fue de los Angry Birds, un mes antes diseñamos la tarta, y cambió mucho de lo que tenía que ser y de lo que finalmente fue, porque me pidió que le hiciera una de las mansiones que salen en el juego para la Nintendo 3DS Luigi's Mansion con todos los fantasmas... eso no era una tarta... era una obra faraónica... así que poco a poco fuimos rediseñando y finalmente este fue el resultado
Tres pisos de tarta coronado por un superfantasma, el primer piso, el más grande y el fantasma eran de corcho blanco, no habían tantos invitados para tanta tarta y además la tarta estaba acompañada por cake pops, cupcakes, galletas... había azúcar de sobra para soplar la siete velitas. He escrito también sobre los Cupcakes donde os he puesto las recetas y los topper para que podáis imprimirlos y las galletas donde encontraréis un vídeo donde podéis ver cómo se pueden decorar galletas con volúmenes

 
Lo pasé bastante mal con esta tarta, en primer lugar y a pesar de estar ya en pleno otoño, hizo mucho calor y humedad, dos factores nada favorables para las tartas fondant cosa que me obliga a tener el aire acondicionado mientras trabajo y varios incidentes hicieron que la tarta no luciera todo lo recta y perfecta que debiera...
 
Una semana antes empecé a decorar las partes no comestibles de la tarta, el primer piso y el fantasma. Los cubrí de fondant, sobre el corcho blanco puse un poco de pegamento comestible con un pincel, una vez cubierto  los fui decorando poco a poco. Para el primer piso hice plantillas de los árboles y casas y las usé para cortar el fondant negro, después los pegué con pegamento comestible a la tarta falsa, los detalles de las ramas más finas los dibujé con rotulador comestible. Para el fantasma usé un dummy circular que forré con fondant blanco haciendo la forma del fantasma y terminé decorando poniendo los detalles, ojos, boca, lengua, es un figura muy sencilla, lo más difícil fue cubrir la esfera.
 
Después le tocó el turno a Luigi, para hacerlo volví a usar la técnica puzzle, cómo hice en la Tarta de la Maternidad, hice también plantillas para recortar las partes de la figura de Luigi así una vez cortadas unirlas y formar la figura. Primero se hace la silueta de Luigi que sirve de base para ir montando todas la partes de la figura, para que se sujetase verticalmente llevaba dos palitos de chupachups que servían de estructura de la figura y lo que sobresalía de ella por la parte inferior de "patas" que irían clavadas en la tarta, en la Tarta de la Maternidad lo explico un poco mejor.


Una vez horneado los bizcochos de chocolate, hecho el almíbar, también de choco, tenéis las recetas en esta entrada, la Nutella y preparadas las bandejas empecé a montar la tarta y a cubrir con fondant.
 
Cuando estuvo listo el segundo piso de la tarta lo puse sobre el primero falso, lo reforcé con palitos de chupachups a ras de la tarta para cuando pusiese el tercer piso no aplastase el segundo... y ahí empezó mi gran error... un error de principiantes... tenía que haber preparado una varilla central para reforzar la estructura completa de la tarta... pero cómo la tarta no iba a viajar, el cumple lo celebramos en el jardín de mi urbanización no lo vi necesario... así que puse el tercer piso...
 
Para darle un aspecto más terrorífica compré un spray negro que sirvió para dar sombras a la tarta, tengo que deciros que me encantó el resultado, sobre el cielo azul usé el spray y creó unos matices en el cielo que me fascinaron... esto ha avivado más mi deseo por tener un aerógrafo, nunca antes había usado uno de estos sprays, estaba toda emocionada con mi nuevo juguete disfrutando de los resultados que no vi lo que pasaba a mi alrededor... el spray tira como una especie de polvo oscuro que no sólo va a la tarta... se posó sobre toda mi cocina... TODA, armarios, paredes, suelo, mesa, sillas, muebles... por todas partes... casi me da algo... así que a las dos de las madrugada empecé a limpiar la cocina de arriba abajo, una hora y pico después... 
 
 
Cuando limpié gran parte de la cocina, puse la imagen de Luigi en la tarta y reforcé con palitos de chupachups el último de los pisos, el más pequeño, para que soportara el peso del fantasma, puse el fantasma para ver el resultado final, pero no lo iba a pegar, lo pondría cuando pusiera la tarta en la mesa con el resto de los dulces pero... fue cuando tomé la decisión de ponerle la barra central a toda la tarta y fue cuando me equivoqué, pensé que el calor y la humedad afectarían a la estructura de la tarta... ¡¿porqué lo hice?! no era necesario, la tarta no iba a viajar, estaba suficientemente reforzada... pero lo hice... y tomé la varilla la forre y empecé a clavarla de arriba a bajo, atravesó sin problemas el piso más pequeño pero al llegar a la bandeja de cartón, la varilla no pasaba... algo totalmente lógico, no había hecho el agujero y en vez de desmontar el piso y hacerlo no se mo ocurrió otra cosa que presionar con fuerza... y... atravesó la bandeja... por supuesto que lo hizo...  pero ésta presionó sobre el segundo piso hundiéndolo, deformando las paredes y haciendo UNAS ENORMES GRIETAS, este fue el segundo y mayor disgusto de la madrugada, pensé en volver a hornear el bizcocho y volver a empezar... es decir, no dormir esa noche pero me tranquilicé y pensé... <<Natalia, es sólo una fiesta infantil... el cumple de tu niño... ¿no vas a dormir y estar mañana muerta de cansancio?>> así que cubrí las grietas con fondant negro alargando las ramas de los árboles y me fui a dormir con un disgusto... lo peor de todo no eran las grietas, que más o menos se pueden disimular... lo peor es que había destrozado también la estructura del segundo piso y temía que no soportara el peso del último piso  y el fantasma...
 
Y al día siguiente por la tarde, durante la fiesta, no entendía como la tarta estaba aun en pié, cuando corté la tarta pude ver lo grave que fue mi decisión, la bandeja del último piso totalmente deformada e incrustada en el segundo piso que parecía un volcán, dentro del hueco del "volcán" la bandeja del último piso... no entiendo aun cómo no se deformó totalmente me imagino que la varilla central, que finalmente puse, ayudo a que se mantuviese y todo ésto en una tarde calurosa... un milagro...
 
Finalmente Kike pudo disfrutar de su tarta, sopló las velitas y pasó una tarde estupenda con sus amigos, acabamos agotados pero felices de ver a Kike disfrutar tanto. Espero que de esta entraba aprendáis lo que no hay que hacer en una tarta fondant y para colmo hice muy pocas fotos... no tuve tiempo para más. Besitos
 

También te puede interesar...

6 comentarios

  1. Me parece super chula! Me encanta Luigi!! te quedo genial, seguro que a Kike le encantó y no se dio mucha cuenta de los fallos que comentas! Por el resto me son de mucha ayuda para cuando tenga que hacer una tarta de pisos! un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Iria! Kike no se enteró, le encantó su tarta y estaba muy orgulloso de su fiesta. Me alegra que te sirvan de algo mis experiencias reposteriles. Besitos

      Eliminar

Subscribe